La vestimenta ("El traje regional")
I Generalidades  II Hombre  III. Mujer IV. Mantón serrano V. Calzado VI. Otros atuendos
VII. Descripción histórica VIII. Glosario IX. Trajes en La Aldea X. El peinado


10. El peinado femenino.
Desde muy antiguo se consideró el cabello como un adorno del cuerpo y de ahí que se le dedicase un cuidado especial, formando con él diversos adornos, sobre todo por parte de la mujer.

10.1 Los peines.
Peine egipcio de madera Se utilizaban diversos tipos de peines, aunque básicamente se correspondían con dos: El escarpidor y la lendrera o liendrera. El primero con dientes o púas gruesos y ralos y el segundo de dientes finos y apretados. Los primeros materiales empleados fueron, el hueso, el asta de vacuno y la madera dura, aunque si nos remontamos mas en la historia llegaríamos al uso de los dedos como primer peine, pasando por raspas y espinas de pescado, así como espinas vegetales (se han encontrado peines, bien trabajados, cuyo origen se remonta a la edad de piedra.
El escarpidor (del latín carpere - desgarrar) eran rectangulares, sin asa, ni mango, se asían por uno de sus lados, el mas ancho y sin dientes. Por influencia francesa también se le conocía como batidor y se utilizaba para desenredar el pelo.
Peine metálico revestido de cuero Peinas de madera
La lendrera con sus púas muy finas y juntas, cuadrado o ligeramente rectangular y con dos hiladas de dientes (una mas apretada que la otra), permitía la limpieza del pelo. En La Aldea se conoce mas con el nombre de peina (común en casi toda Castilla).
El nombre de liendrera o lendrera viene de liendre, huevos que el piojo deposita pegados en el pelo, parásito con la que el hombre a convivido siempre y que incluso en la actualidad y a pesar de la limpieza, sigue haciendo su aparición, sobre todo en la población infantil en edad escolar.
Este peine se llevaba por delante los restos de tierra, caspa, liendres, etc., a base de ser pasado meticulosamente una y otra vez. Recordamos como las personas mayores que hemos conocido, dedicaban mucho tiempo a este menester, tanto a la limpieza del cabello y peinado como a la limpieza de los propios peines.
La tarea de peinarse se auxiliaba con el peinadador, especie de capa atada al cuello (con cintas) y que cubre la mitad del cuerpo, para evitar que el peinado ensuciase la ropa. En la actualidad, en las peluquerías sigue utilizándose.
Horquillas en U de alambre
10.2 Horquillas y peinetas.
Otros artilugios imprescindibles eran las horquillas, desde las mas simples, de alambre en forma de U, hasta verdaderas joyas, en plata y oro, incluso con piedras preciosas.
Las horquillas permiten recoger el pelo y sujetar los moños, ayudándose con la peineta.
Horquillas y peinetas peineta peineta peineta
El moño también se adornaba a veces con un pasador mas o menos artístico, desde los primitivos de hueso o madera, hasta los mas sofisticados de orfebrería. Pasador de hueso Pasador y horquilla


10.3 Picaporte.
Clic para agrandar El peinado por excelencia durante el siglo XIX fué el de picaporte, que sustituyó al de rodete, que era el mas habitual con anterioridad.
Era moño mas complicado, se necesitaba una melena de 80 cm. para que quedase perfecto. Se trenzaba el pelo en forma de tejido de cesta en horizontal, con catorce, siete, cinco, etc., guias de trenzas y una vez trenzado se unía el final con el principio, ajustándolo en el centro con guias de pelo o con un lazo formando el típico ocho del picaporte. La raya iba en medio.
10.4 Rodete.
clic para agrandar Este moño es mas sencillo que el anterior, aun cuando tiene cierta complejidad. Se parte el pelo con raya a un lado, hasta la coronilla y muere en otra raya perpendicular a esta, quedando el pelo partido en cuatro porciones (Las dos traseras a la mitad). Las delanteras se retuercen sobre si mismas (rizos)y se recogen con un pasador colocado horizontalmente. Con las dos partes traseras se hacen dos trenzas simples (de tres ramales) y se enrollan en espiral sobre el centro formado por los rizos y el pasador.
Existen variantes algo mas sencillas, como este que la parte delantera no va partida y el moño se forma mas alto y sin pasador, como puede verse en el dibujo y foto anexos. Clic para agrandar Clic para agrandar
10.5 Rosca.
Clic para agrandar Clic para agrandar El moño de rosca se forma con una trenza posterior dividida en dos ramales, formando un círculo en forma de corona. Algunos eran bastante sofisticados como el que se representa en la foto y dibujo anexos.
10.6 Rosca común.
Es el moño mas extendido hoy día, quizá por si simplicidad. Todavía puede verse en nuestros pueblos ancianas peinadas de esta forma. Se forma una sola trenza y se sujeta con horquillas formando una espiral. Se suele adornar con peinetas. Clic para agrandar Clic para agrandar
10.7 Moño recogido.
Clic para agrandar 'La Pepa', que solía utilizar este peinado Es una forma simple de recoger el pelo en forma de encontrado, prendido con horquillas simples y sin adornos, ni peinetas. Una forma sencilla y cómoda de peinar el pelo en días corrientes.
En los días de fiesta se adornaban los moños con bonitas horquillas, peinetas y se remataba con una cinta o lazo de seda, de vivos colores, cayendo sobre el mantón. Lazo sobre el moño Lazo sobre el moño


Pagina anterior (Trajes)